CAT | ESP
how can I
healthyou?



¿QUIERES UNA NAVIDAD MÁS SALUDABLE?


Desde Healthcor trabajamos durante todo el año para tener unos hábitos saludables y la Navidad es una época en la que nos puede parecer más complicada esta tarea. Por eso, os damos 10 consejos:

  1. La Navidad comienza el 24 de diciembre, no antes.  Debemos evitar tener en la despensa los turrones, bombones y dulces típicos antes de que comience la Navidad ya que consumiremos en exceso. Los supermercados lo saben, y por eso comienzan a venderlos dos meses antes. Es conveniente dejar este tipo de alimento solamente para las fechas señaladas. 
  2. Mantener el peso. La media de peso que suele ganar una persona durante la Navidad puede oscilar entre 2 y 5 kg. Es por eso, que ponerse como objetivo mantener el peso será todo un éxito, ya que estaremos disfrutando de las comidas pero con control.
  3. Saber decir "no". "Por un día no pasa nada", "Una copita no me hará daño", "Come un poco más, que he cocinado toda la mañana"... Constantemente podemos recibir ofertas para hacer excesos, pero si hemos optado por tener una vida más saludable, tenemos que saber rechazar o priorizar cuando hacer estos extras. Comentad con vuestros amigos, familiares o compañeros de faena que estamos cambiando nuestros hábitos, por tal de que sean más comprensivos y entiendan nuestra decisión. 
  4. Controlar la ración. El placer no recae en la cantidad que comemos. Tenemos que saborear y degustar la comida, y pensar que sabrán igual dos canelones que seis. De la misma manera, evitar repetir raciones o escoger una vajilla más pequeña.
  5. Preparar un menú navideño más saludable. Escoger salsas o cocciones más ligeras o introducir vegetales o frutas puede mejorar la calidad de la comida. Por poner un ejemplo, se pueden ofrecer brochetas de fruta como postre en vez de alguna preparación dulce, puesto que después ya degustaremos los turrones y las neulas.  
  6. Moderar el consumo de alcohol. El exceso de alcohol puede afectar en nuestra salud, por eso tendríamos que priorizar qué bebidas querremos tomar, por ejemplo, una copa de vino con la comida y una copa de cava para brindar. Además, se tiene que tener un vaso de agua para calmar la sed, dejando así la copa de alcohol para disfrutarla.
  7. No saltarse comidas. Llegar con hambre en las comidas navideñas hará que con toda seguridad ingiramos más cantidad de comida. Por lo tanto, es recomendable seguir haciendo desayuno, comida o merienda previo para controlar las raciones. 
  8. Comer saludable y equilibrado el resto de días. Exceptuando las comidas navideñas o las cenas de empresa o amigos, el resto de días tenemos que continuar teniendo una buena alimentación, basada fundamentalmente en frutas y verduras.
  9. Realizar actividad física. Igual que seguiremos con una buena alimentación, mantenerse activo durante las fiestas será igual de importante. Durante estas comidas de Navidad, estaremos muchas horas sentados, así que aprovecharemos para jugar con los niños de la familia, dar un paseo juntos (de esta forma mejoramos también la digestión), ir a dar una vuelta por los mercados navideños... 
  10. ¡Disfrutar de la Navidad! La Navidad no es solo comer, trata de reencontrarse con la familia y amigos y poder compartir momentos juntos. Por eso, es necesario desfocalizar la atención de la comida y optar por conversar con las personas con las que compartimos mesa. 

 

Marta Vallejo

Nutricionista y Dietista de Healthcor