¿QUÉ TIENEN EN COMÚN UN ATAQUE DE GOTA, UN INFARTO AGUDO DE MIOCARDIO Y LA COVID 19?

¿QUÉ TIENEN EN COMÚN UN ATAQUE DE GOTA, UN INFARTO AGUDO DE MIOCARDIO Y LA COVID 19?

INFLAMACIÓN. Me explico.

Conocemos como gota a aquella alteración que tiene lugar a nivel de una articulación, habitualmente a nivel del 1er dedo de los pies. Concretamente, esta alteración se produce por la presencia de unos niveles de ácido úrico elevados en la sangre. Cuando los cristales de urato monosódico entran en contacto con la cápsula articular, activan un conjunto de reacciones lideradas por un complejo multiproteico que conocemos como INFLAMOSOMA. El inflamosoma reconoce el cristal como agente externo y activa una respuesta inflamatoria liderada, a su vez, por unas células blancas que conocemos como macrófagos.

Por otro lado conocemos como infarto agudo de miocardio aquella alteración que tiene lugar a nivel de la pared de una arteria coronaria. Concretamente, esta alteración se produce entre otras causas por la presencia de elevados niveles de colesterol. El colesterol presente en la pared de las arterias también cristaliza, y cuando entra en contacto con el INFLAMOSOMA, activa una respuesta inflamatoria que conocemos como arterioesclerosis, que es la base sobre la cual la arteria se rompe y se produce el infarto.

Lamentablemente, conocemos como COVID19 a una alteración que tiene lugar a nivel de los pulmones. Concretamente, esta alteración se produce por la presencia de coronavirus a nivel del epitelio respiratorio. Cuando el coronavirus entra en contacto con el INFLAMOSOMA presente en los alveolos, activa una respuesta inflamatoria que acaba con su destrucción; ocasionando un distrés o insuficiencia respiratoria.

Así pues, ya lo tenemos. Tres elementos diferentes (Ácido Úrico, Colesterol y Coronavirus) que en tres localizaciones distintas (Articulaciones, Arterias y Alveolos) activan un complejo común (INFLAMOSOMA) que deriva en tres enfermedades (Gota, Infarto y COVID19).

Tengo la sensación que en medicina a veces nos focalizamos más en las diferencias que en los puntos comunes. Sobre el papel parece más razonable tratar con una estrategia que sirva para las tres patologías más que buscar tres tratamientos diferentes.

La COVID19 ha provocado una crisis sanitaria muy importante, pero a su vez ha provocado una reacción científica al reto muy potente. Es en este sentido que humildemente creo que se tiene que aprovechar este conocimiento, sobretodo en el campo de la inflamación, para mejorar el tratamiento de patologías como la obesidad, la diabetis tipo 2, hígado graso, enfermedad inflamatoria intestinal, etc..

Otra área interesante es conocer como DESINFLAMARNOS, y a día de hoy ya conocemos que una dieta a base de fruta y verduras y la actividad física pueden jugar un papel fundamental (y sin efectos secundarios..).

IM

Tags:


Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies